✅ Comprar Cuna de colecho

Cuna colecho de 120 x 60
La barrera lateral se quita y la altura de la cuna se puede regular en 5 alturas (27.0 cm / 31.3 cm / 37 cm / 44.6 cm / 49.3 cm). Además, el tablex que viene en con kit colecho (pieza que conectará la cuna con la cama), se puede montar tanto por arriba como por debajo del somier, por lo que nos ofrece la posibilidad de jugar con 3-4 cm en cada una de las posiciones anteriores para que se adapte perfectamente a cualquier cama. Se fija a la cama de matrimonio mediante unas correas. Medidas: 60 x 120 x 92 cm (ancho, largo, alto). No incluye colchón, que debe ser de 120 x 60.
Cuna colecho con colchón
Esta cuna trae todo lo necesario para practicar colecho desde que la recibes: un colchón de viscoelástica de 117 x 57 cm de calidad, el kit de colecho para adaptar la cuna a cualquier cama y por supuesto, la cuna de colecho de 120 x 60 que ofrece 10 posiciones del somier.
Cuna colecho Fabimax de tamaño intermedio
Esta cuna de colecho suele gustar porque no es ni tan pequeña como las minicunas ni tan grande como las cunas de 120 x 60. Sus dimensiones son 95 de largo x 59 cm de ancho. La parte interna de la cuna mide 57,5 cm de ancho, incluyendo el trocito de ala que sobresale de 4,5 cm. Incluye un colchón muy bien valorado por los compradores y una chiconera que puedes elegir en el color que prefieras.
Cuna colecho waldin
Esta cuna también es de tamaño internedio. Largo de 95 y ancho de 45 (sin la tabla adicional) o de 60 (con la tabla de ensanche). Trae un colchón que también es divisible según el uso que se le dé (90 x 40 cm o 90 x 55 cm). El somier se puede poner a 10 alturas distintas, desde 27 cm hasta 55. Se incluyen también las chichoneras, diseño a elegir.
Cuna colecho Waldin Madera
Idéntica a la anterior, pero de precio más ajustado. La diferencia radica en el acabado de la madera, en este caso sin lacar y sin tratamiento: madera natural. Incluye el colchón pero no las chichoneras.
Kit de colecho
Sistema universal para unir las cunas de colecho a la cama. No siempre es necesario adquirirlo, en general las cunas de colecho ya incuyen su propio sistema de ajuste y de unión, pero en otros casos puede ser adecuado. Es válido para canapé o somier. Se puede usar también para unir cualquier cuna, incluso si no ees de colecho, a cualquier tipo de cama. Basta con quitar un lateral de la cuna y anclarla con la cama de matrimonio usando las correas que trae el kit.
Kit de colecho
Igual que el anterior, pero añadiendo un colchón adicional para unir las cunas de colecho a la cama en caso que la distancia entre ambas sea excesiva.

🥇 Porqué comprar una cuna de colecho

Dentro de las posibilidades que hay hoy en día para practicar el colecho, comprar una cuna de colecho suele ser una de las mejores opciones.

Nos referimos a comprar una cuna de colecho grande, de unos 60 cm de ancho por 120 cm de largo (a diferencia de las minicunas, que suelen medir 50 x 80, y que también son una muy buena opción pero se te quedarán pequeñas en menos de un año).

Comprar una cuna de colecho grande, incluso desde el primer día de nacimiento, puede ser una buena idea si tienes claro que vas a practicar colecho hasta aproximadamente los 2 o 3 años de edad de tu peque, y quieres amortizar el gasto en lugar de gastar primero en una minicuna y luego en una cuna de colecho.

🥇 ¿Pero no es demasiado grande una cuna de colecho para un recién nacido?

Pues sí, pero para eso puedes comprar un reductor o nido, y así colocar a tu bebé en un espacio reducido y limitado, confortable y cálido, aunque esté dentro de la cuna. Y es que un bebé recién nacido se siente demasiado desprotegido en una cuna grande, pero con el nido su cuerpo queda recogidito, lo que le recuerda a su tiempo dentro del vientre materno, y se calma enseguida. 

Cuando ya se haya adaptado a la cama y haya crecido lo suficiente, el nido se podrá retirar y la cuna te seguirá sirviendo hasta que decidáis pasar definitivamente a la cama infantil.

🥇 ¿En qué fijarme al comprar una cuna de colecho? 

Obviamente, en su calidad. Pero eso tampoco debe obsesionarte, todas las cunas de colecho lo que encuentras en venta cumplen con la normativa. A partir de ahí, puedes valorar las prestaciones adicionales que tenga, su diseño y las posibilidades que ofrece de ajustarla a vuestra propia cama. Ahora lo iremos viendo.

El ajuste perfecto entre la cuna de colecho y la cama de matrimonio

Cuantas más alturas ofrezca la cuna, más te aseguras de que se vaya a ajustar a la altura de tu cama de matrimonio. A partir de 5 posiciones está bien, ya que suelen coincidir con las alturas típicas de la mayoría de somieres y canapés de cama matrimonial. Pero cuantas más alturas tenga la cuna de colecho, mejor la podrás ajustar, prácticamente al milímetro, para que realmente la cuna parezca una extensión de vuestra propia cama.

Valorar si la cuna viene con colchón, y en ese caso, su calidad.

Algunas cunas de colecho vienen con colchón y el mismo es de buena calidad. Otras traen un colchón pero éste termina siendo poco confortable, y al final tienes que comprar otro. Otras no traen colchón, y aunque pueda parecer un rollo, lo bueno es que podrás comprar el que consideres mejor para tu bebé.

Fijarte en si la cama de colecho se ajusta bien a tu somier o canapé.

En general todas las cunas de colecho permiten acercarse totalmente a la cama de matrimonio, pero en otras ocasiones tienes que terminar realizando algún apaño porque quedan unos centímetros entre ambas camas. Eso suele ocurrir si tu somier sobresale un poco del colchón. En ese caso, debes fijarte si el somier de la cuna de colecho se puede extender un poco lateralmente y si el colchón alcanza bien esos centímetros adicionales. 

En caso que no sea así, no te preocupes. 

Siempre puedes comprar el kit de colecho para garantizar un ajuste perfecto y totalmente seguro entre ambas camas. ¡Algunas cunas ya te lo incluyen directamente!

🥇 ¿Cualquier cuna podría servir para practicar colecho?

Si tienes que comprarte una cuna, y tienes claro que practicarás colecho, ni que sean unos meses, yo te diría que mejor que la compres directamente de colecho.

El motivo es simple: las cunas de colecho se diseñan especialmente con este fin, por lo que ofrecen máxima seguridad y múltiples posibilidades (altura regulable, cintas para sujetar la cuna con la cama de matrimonio…). Si al final lo del colecho no os convence, siempre puedes añadir la barandilla (todas la traen, no hay que comprarla aparte), y se convertirá en una cuna normal.

En fin, yo no me la jugaría comprando una cuna normal y haciendo inventos si la idea es colechar. El precio de las cunas normales y las de colecho es prácticamente el mismo, y al fin y al cabo estamos hablando del confort y la seguridad de tu bebé.

Ahora bien, si ya tienes una cuna en casa y quieres saber si podrías usarla para practicar colecho, pues en principio sí. Se trataría de quitar la barandilla e intentar hacer algún apaño para unirla a tu cama. Pero todo dependerá del modelo de cuna y de lo manitas que seáis en casa. En cualquier caso, será bajo vuestra responsabilidad y sentido común.

🥇 Algunas cunas vienen con el kit de colecho incluido, ¿vale la pena comprarlo?

Comprar el kit de colecho o no comprarlo es un tema que genera cierta polémica. Algunas familias indican que les ha sido de gran ayuda para adaptar la cuna a su cama. Pero otras familias comentan que no ha servido para nada, y que la cuna ya se ajustaba bien a la cama sin necesidad del kit. Todo dependerá del somier que tengas en la cama de matrimonio y del modelo de cuna que compres. Por eso, no te puedo dar una recomendación personalizada, pero sí te puedo orientar un poco para que tomes la mejor decisión.

El kit de colecho consiste en una especie de espuma que se coloca entre los dos colchones, para salvar esos centímetros que a veces sobran; y una tabla de madera que se coloca debajo de la espuma para darle el apoyo y resistencia necesaria. 

No está de más comprarlo por si acaso, pero si crees que la cuna se adaptará bien a la cama porque tu somier no sobresale demasiado o porque tienes un canapé bajo la cama (en ese caso algunas familias indican que el kit no se adapta bien), entonces puedes comprar la cuna sin el kit de colecho, y, si al final ves que lo necesitas, comprarlo posteriormente o hacerte tú misma con una espuma del grosor que necesitas y fabricar tu kit de colecho personalizado. No es recomendable utilizar toallas u otros sistemas más rudimentarios, podrían ser poco seguros. 

Eso sí, infórmate si la cuna, aunque no lleve el kit de colecho, trae las cintas para sujetar a la cama, eso sí será imprescindible para la seguridad (en general lo traen). Si no, siempre lo puedes comprar a parte:

Kit de colecho
Correas de fijación y colchon adicional para unir la cuna de colecho a la cama en caso que la distancia entre ambas sea excesiva.

Otros sistemas de colecho que podrían interesarte

Si quieres seguir explorando sobre los sistemas de colecho, te recomendamos que visites estas secciones:

Última actualización el 2020-09-19 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados