✅Comprar Nido Bebé para Colecho

Nido para bebé Ullenboom
Un nido muy cómodo, suave y mullidito, que se puede colocar en la cama para practicar colecho, en la cuna o en el sofá. De algodón con certificación Oeko-Tex, se puede lavar y está disponible en 10 modelos disntitos, todos ellos muy bonitos. Tamaño: 55 x 95 cm.
Reductor reversible
Uno de los mejor valorados, por su precio y su alta calidad. 100% algodón, lavable, y de tamaño ajustable mediante dos correas. Se puede poner tanto de un lado como del otro para tener dos diseños en uno. Ideal para practicar colecho en la cama los primeros meses. Medidas: 85 x 50 cm. Disponible en tres modelos distintos
Cama nido Aolvo
Otro nido muy popular por su relación calidad - precio. Muy confortable, de algodón suave, fácil de limpiar y transpirable. Disponible en 4 diseños distintos.
Nido Cocoon
De algodón y su interior de silicona antialérgica, es un nido para bebé muy cómodo. Sus medidas son algo más grandes que las de la mayoría de nidos: 90 x 60 cm, y trae un cojín a juego. Disponible en tres diseños distintos.
Rebajado
Cuna nido Vizaro
Nido reversible, 100% algodón de alta calidad con certificado Oeko-Tex. Su tamaño se puede reducir o ampliar según las necesidades. Medidas: 75 x 50 cm. Disponible en 9 modelos distintos.
Nido Eternitry
Nido suave y transpirable de algodón, de tamaño más grande que los habituales: 97 x 60 cm. El colchón es de un grosor ideal, grueso y estable a pesr de ser liviano. Disponible en 6 modelos distintos.
Lulando Nido de colecho
Un nido de 80 x 45 cm, ideal para colechar desde recién nacido y se adapta al crecimiento del bebé. Transpirable, tela 100% algodón con certificado Oeko-Tex y lavable. Disponible en 10 modelos distintos.
Nido rectangular Aolvo
Este nido es ideal para colechar gracias a su forma rectangular, que encaja perfectamente entre los cojines de los papás. De máxima calidad, fácilmente lavable y desmontable. Tamaño: 90 x 55 cm, ideal hasta los dos años. Con almohada incluída. Disponible en 5 diseños distintos.
Babymoov Cocoon Nido
Un nido evolutivo, que permite un uso prolongado, hasta los 8 meses aprox. Tejido 3D microtranspirable. Trae un cinturón que permite mantener al bebé recién nacido en una posición estable y segura. Medidas: 75 x 45 cm.
Moisés Nido
Un nido tipo moisés, ideal para colocar tanto en la cama como en otras superficies estables. Plegable, ideal para viaje. Medidas interiores: 78 x 38 cm. Disponible en dos colores.
Nido de colecho
Ideal para colocar en la cama entre los papás. Transpirable y de alta calidad. Es un tipo de nido mucho más minimalista, no recoge tanto el cuerpo del bebé y sin embargo, resulta muy práctico para delimitar el espacio del bebé en la cama. Medidas: 88 x 42 cm.
Bany Nest nido reductor
Uno de los más elegidos. 100% algodón, antialérgico, tamaño regulable. Medidas: 85 x 50 cm. Tres modelos disponibles.

🥇 Por qué comprar un nido bebé para colecho

Un nido es una especie de moisés pero más pequeñito y de material suave.

Su forma ovalada permite colocar al bebé para que descanse en un espacio cómodo y seguro.

El tamaño del nido se puede ajustar al volumen del bebé, haciéndolo más pequeñito para los bebés recién nacidos, y desajustando la parte inferior para que se adapte a un bebé más mayor.

La forma y el tamaño reducido de los nidos es ideal para los recién nacidos porque les recuerda al útero de mamá.

El nido para bebé recoge su cuerpo a la perfección y hace que se sienta protegido y arropado

Su forro suele ser de algodón 100%, de tacto suave y amoroso, y es lavable en lavadora. Dentro hay un colchón finito (ya que el nido se suele colocar encima de otro colchón) pero suficientemente acolchado para garantizar el máximo confort del bebé. Sus laterales están ligeramente elevados mediante una especie de rulo que permite al bebé mantenerse dentro y recoge suavemente su cuerpo. 

Los nidos se pueden usar en cunas normales, pero en este caso veremos cómo usar el nido bebé para practicar colecho.

🥇 Nido para minicuna de colecho

Incluso una minicuna de colecho puede ser demasiado grande para un bebé recién nacido.

Por eso algunas mamás cuentan que su bebé no quiere dormir en la minicuna. El problema no suele estar en la minicuna, sino en que el bebé se siente desprotegido en un espacio tan grande.

Eso se puede resolver utilizando un nido dentro de la minicuna que recoja mejor el cuerpo del bebé y le haga sentir más confortable.

🥇 Nido para cuna de colecho

Para las familias que prefieren comprar directamente una cuna grande de colecho sin pasar por la minicuna, el nido se convierte prácticamente en un imprescindible para practicar el colecho.

Si la minicuna ya era grande, la cuna estándar puede ser infinita para un bebé recién nacido.

Usando un nido dentro de la cuna logramos reducir ese tamaño y hacer sentir al bebé que está totalmente protegido y seguro. Además, al estar el bebé dentro del nido, sus piernecitas no se colarán entre los barrotes de la cuna ni se acercará demasiado a los extremos. 

🥇 Nido para practicar colecho en la cama de matrimonio

Si tenéis claro que queréis practicar colecho total, es decir, dormir los tres en una cama de matrimonio grande, entonces comprar un nido bebé para colecho puede ser la forma de quitaros el miedo de aplastar al bebé o que se escurra por la cama por moverse demasiado.

El nido le ofrece su propio espacio dentro de la cama, y resulta ideal para colocarlo entre los papás. Así, los bordes del nido limitan el espacio de cada uno, evitando que ocupemos su lugar- y él el nuestro- y nos aseguramos que el bebé siempre está colocado en una posición correcta.  

🥇 Ventajas de comprar el nido bebe para colecho 

– Facilita la lactancia, ya que puedes tener a tu bebé en tu cama, darle de mamar y volverlo a meter en el nido sin apenas moverte, ni tú ni el bebé. 

– Dormirás tranquila- y tu pareja también – sabiendo que, aunque el bebé esté en vuestra cama, tiene su espacio limitado. Ni le aplastaréis, ni se os escurrirá por la cama. Se despertará justo en el lugar donde lo dejásteis. Eso mejora sin duda vuestro descanso.

– Se adapta a su crecimiento, desde recién nacido hasta los 6 meses aproximadamente.

– El nido de colecho es ideal para viajes, ya que además de ocupar poquísimo espacio, el bebé seguirá durmiendo en su mismo nido, reduciendo su ansiedad por estar en un sitio nuevo. Olores familiares + sensaciones familiares = descanso asegurado.

🥇 Otras ventajas de comprar un nido bebé para colecho

Lo bueno del nido es que lo puedes colocar prácticamente en cualquier espacio, ya que ocupa poquísimo. Eso sí, no puedes transportar al bebé metido dentro del nido, eso no sería seguro. 

Personalmente recomiendo hacerse con un nido sea como sea que pretendéis dormir.

Tanto si es en la cuna grande, como en la minicuna, como en vuestra cama, el nido os ayudará a acomodar al bebé y siempre podrás irte adaptando al lugar donde mejor estéis.

Pero para mi, el nido es un imprescindible si vas a practicar el colecho en la cama de matrimonio, es decir, todos metidos en la misma cama (sin terminar haciendo un tetris o agarrándoos a la mesita de noche para no caer).

🥇 Diferentes modelos de nido de colecho

Los más comunes son los nidos ovalados y mullidos, que se pueden desajustar por la parte inferior para permitir a los bebés más mayores estirar completamente las piernas.

Pero existen otros tipos de nidos, también interesantes especialmente si la idea es practicar el colecho en la cama de matrimonio. Se trata del nido de colecho rectangular, que encaja perfectamente entre los cojines y la cabecera. Hay de diferentes tamaños y con diferentes prestaciones.

Otros, más que nidos, son capazos tipo moisés, que igualmente se pueden colocar en la cama. Pero su estructura más rigida y resistente te permite usarlo en prácticamente cualquier lugar. 

Otros sistemas de colecho que podrían interesarte

Si quieres seguir explorando sobre los sistemas de colecho, te recomendamos que visites estas secciones:

Última actualización el 2020-09-19 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados